Si te dijeran que todo el poderío de procesamiento puede basarse en memoria y puedes tener el equivalente de servidores grandes en una sola configuración, sería algo formidable para ganar poder en tu área de IT, ¿no?

Esta semana, Hewlett Packard Enterprise, la filial de la vieja HP que ahora trabaja independientemente soluciones de IT para corporaciones (no confundir ya con HP para computadoras y printers para consumidor), ha anunciado que han logrado dar con su nueva propuesta para el creciente y exigente mundo del Big Data.

Con un prototipo simplemente llamada The Machine, HPE pretende que una configuración de una sola memoria con capacidad de 160 terabytes, se lo suficientemente poder para cargar el equivalente de toda la data que contiene la Librería del Congreso de los Estados Unidos.

En cuanto a poder se habla, la tecnológica afirma que puede correr redes sociales o plataforma de información continuas tan poderosas como Facebook y Google.

HPE cree que no solo el poder del hardware es el macro, sino parte de la solución también recaerá en hacer nuevas maneras de software para poder crear, catalogar y procesar datos.

Se espera que The Machine pueda procesar datos en una secuencia de hasta 4,096 yottabytes, el cual sería el equivalente de 250,000 veces la data en el universo del ciberespacio de hoy en día de manera escalable y de nuevo, con una configuración de una simple memoria.

Para HPE, el concepto es poner la memoria, no el procesador, en el centro de la arquitectura informática. Al eliminar las ineficiencias de cómo la memoria, el almacenamiento y los procesadores interactúan hoy en día en sistemas tradicionales, la informática a base de “Memory-Driven” puede reducir el tiempo necesario para procesar problemas complejos de días a horas, horas a minutos y minutos a segundos para entregar inteligencia en tiempo real.

Hewlett Packard Enterprise espera tener un producto más completo basado en el prototipo The Machine, listo para el 2020, donde se espera un gran auge dentro del mundo de la tecnología, donde ahora el IoT y la dependencia del mundo digital es más vital que nunca.