Breaking:
Inicio > Apple > Google Phone: A veces es bueno mirar lo que hace el vecino

Google Phone: A veces es bueno mirar lo que hace el vecino

Por Xaviier Montalvo en Qiibo.com

La guerra en tribunales que lleva Oracle y Google nos ha traído desde confesiones hasta algunas sorpresas como la que hoy les traigo a modo de simple curiosidad. Confieso que vi la noticia hace unos días atrás y solo le eché un vistazo. No pasó de ahí. Luego me quedé pensando en ella y en esto modelos que acompañan estas líneas y recordé la pelea que llevan algunos fanáticos de quién copió a quién, Google a Apple o viceversa. Claro que ese es un tema más largo y complicado; hoy solo me limitaré a hablar de esos primeros diseños, esbozos, trazos… que Google presentó a las operadoras de lo que para entonces sería el Google Phone.

Nos encontramos en el año 2006, tiempo para el cual el iPhone de Apple era solo un rumor de años y el teléfono más cool al que podíamos aspirar era un Blackberry. Mucho ha llovido desde entonces y el mundo ha cambiado drásticamente gracias a Apple —por más radical que pueda sonar, así es—. Ya la guerra de PCs vs Macs o Windows vs Mac OS X a nadie o a muy pocas personas importa. Ahora es tener el celular más cool y potente que se pueda tener. Pero sigo que no quiero desviarme mucho. Apple no fue el primero en experimentar con teléfonos con pantallas táctiles, pero gracias a Dios que tuvieron una visión y decidieron mover el mercado de la telefonía móvil a otro plano porque sinceramente, Google no tenía la más mínima idea de lo que un smartphone, más allá de Blackberry, debía ser.

El Google Phone, dos años antes de salir el G1 de T-Mobile y un año antes de la llegada del iPhone, llevaba alma de Blackberry, inclinándose por un teclado QWERTY sobre los paneles táctiles que hoy disfrutamos. ¿Su pantalla? Una de resolución QVGA de 320 x 240 pixeles. Dos botones debajo de la pantalla nos hacen ver que Google no pensaba en pantallas táctiles para aquel entonces. El resto de sus características iban con 64MB de RAM, un procesador a 200 MHz, GPS, cámara de 2 megapíxeles y una tarjeta microSD. En fin, especificaciones buenas para aquel entonces.

Llegado el momento de enseñarlo a las operadoras, la Gran G describía al Google Phone como un teléfono con interfaz de usuario personalizable pero básica. El gancho más fuerte era, desde luego, y tratándose de Google al fin, una tarifa de datos ilimitada.

Los primeros prototipos no contaban con Gmail, Google Calendar, MMS o Google Talk, pero estaban pensadas y se esperaban para el tercer trimestre del 2006, por lo que podemos presumir que, bajo ese primer concepto de teléfono, Google iba viento en popa y, más importante aún, creían tener una estrategia bien definida y pulida.

Y verás como el 2007 no será como el 2007

No es ningún secreto de estado que desde junio 29 de 2007 la historia ha cambiado y nada de lo que se describió arriba se hizo realidad. Es obvio que Google estaba enfocado en sacar un teléfono con conectividad al Internet todo el tiempo y poder empujar sus servicios básicos: Gmail, GTalk, etc. En ningún momento vislumbraban un mundo distinto, sino que buscaban la manera de adaptar sus productos a lo que existía en aquel entonces. Por el contrario, Apple era un “big player” en la industria tecnológica, pero carecía de experiencia en el mercado móvil, más allá del iPod Classic. Ellos podían soñar un poco más, darse el lujo de innovar pues se estaban lanzando a un mercado nuevo para ellos, y si vas detrás de 1% de él, como dijo Steve Jobs, hay que jugarse las cartas de otra manera.

Al final de todo estas líneas, lo que quiero decir es que no veo problemas a la hora de mirar para el lado y tomar ideas. Apple no tiene reparos en copiar, el propio Jobs lo dijo en su momento. Pablo Picasso tampoco tuvo ese problema y nadie discute que fue uno de los más grandes en su campo. El problema radica cuando en lugar de robar nos limitamos a calcar. Muchos dicen que todo está inventado, en cierto modo, es correcto, y es por eso que mirar lo que hace el vecino de vez en cuando puede ser saludable para modificar nuestras propias ideas

Via – Qiibo.com

Acerca de Josué Merced

Fundador y Editor en Jefe de Esmandau.com. Profesional en la industria de sistemas de información. Critico de tecnología que es freak de todo tipo de gadgets, Apple, iOS, Android y el rey del sarcasmo tecnológico. Puedes seguirme en;